Posts Tagged ‘Pontos de Cultura’


TEIA RIO: ENCUENTRO DE PUNTOS DE CULTURA / Macarena

domingo, novembro 25th, 2012

TEIA RIO: ENCUENTRO DE PUNTOS DE CULTURA

24 a 26 de agosto de 2012. Paraty. Quilombo do Campinho

EL ENCANTO DEL ENCUENTRO

Paraty ciudad de calles de adoquines y casitas con faroles. Allí nos encontramos el viernes 24 de agosto de 2012 y nos despedimos el domingo 26. Fueron tres días de pensar la cultura y vivirla.

Paraty encantada, mágica, antigua y también nueva, por ser sede de este encuentro revolucionario.

El objetivo era reunir a los Puntos de Cultura del Estado de Río de Janeiro, Brasil. Y los puntos son personas, son “ponteiros”, son música y danza, costumbres, comida, naturaleza, rituales; son mezclas de todo esto, tan simple como lo cotidiano y que a veces olvidamos y lo damos por sentado.

Entonces ocurrió así. Todos llegaron con sus instrumentos y vestimentas, con sus cantos y producciones para compartir. El inicio fue en el Colegio CEMBRA. Autoridades del Ministerio de la Cultura, de la Secretaría Estadual, de organizaciones de la región, dieron la bienvenida, dijeron sus palabras, las primeras de todas las que vendrían después.

Ô Marinheiro é hora, é hora de trabalhar…” Así empezó cada instancia. Con un canto alegre y ondulado, meciéndonos en un barco en el medio del mar. Alguien emitía las primeras sílabas y poco a poco todos se iban sumando acompañando esa melodía de la que después se hizo tan difícil escapar. Trabajo es igual a música, se me venía a la cabeza cada vez que lo escuchaba. Contrariamente a lo que algunos hemos aprendido, trabajo, en ese encuentro no fue opuesto a diversión. Y diversión no fue sinónimo de improductividad.

Un coro indígena guaraní cantó músicas en su lengua. Un coro compuesto por niños y niñas, mujeres, hombres y ancianos. Mientras cantaban, sus pies descalzos golpeaban suavemente el suelo y abajo de nuestros pies retumbaba la tierra. Mientras cantaban, tenían las manos dadas. Quisiera haber sabido más de ellos y de su Punto de Cultura.

Dulce y salado. Delicias del “Café da Roça” estuvieron presentes el primer día. Mesas repletas que eran llenadas continuamente por mujeres sonrientes dispuestas a explicarte de qué estaba hecha cada torta. Y la “juçara” era un ingrediente recurrente; después nos enteraríamos más sobre esta planta.

La comida, elemento esencial de la cultura. El sabor de lo tradicional. La abundancia. Lo hecho con esmero y “tempero”. Ya almorzaríamos y cenaríamos en el restaurante comunitario del Quilombo do Campinho da Indepencia, “feijoada” y “bobó de camarão”, platos característicos del lugar. Y las mujeres siempre al frente de este trabajo, pilar del resto de los trabajos.

El viernes terminó con “jongo”, danza afrobrasileña, en rueda, con tambor y cantos que todos entonamos. Y en el centro, una pareja que bailaba e iba cambiando uno de sus integrantes a medida que otros se animaban a participar del baile. Nos fuimos bailando a una plaza frente al Colegio CEMBRA, y alrededor del centro se armó una ronda, cantando “cirandas”. Y fueron varias rondas dentro de una. Y giramos para un lado y para otro. Y hubo “birimbao” y “pandeiro”. Y muchos que bailaron. En cortejo, la “ponteirada” desfiló de la plaza a la playa.

El sábado llegamos al Quilombo do Campinho da Independencia. Caminamos hasta un claro donde, en ronda, se compartió la historia del origen de dicha comunidad quilombola. Con la abolición de la esclavitud, tes mujeres negras que trabajaban en una estancia de esas tierras, se quedaron viviendo allí y lucharon junto a otros por la construcción de una comunidad libre. Sus hijos y los hijos de sus hijos conforman hoy los núcleos familiares del Quilombo. Esas mujeres se llamabam Luiza, Antonica y Marcelina.

Madalena, una señora bajita de unos sesenta o setenta años, nos contó su historia y la de su familia. Trabajando en el campo y criando a sus hijos, un día pensó que era necesario tener un lugar para reunir todos los productos artesanales producidos en el Quilombo, para poder venderlos y así conservar la tradición del artesanado. Así surgió la “Casa do Artesanato”, donde se encuentran artesanías hechas con materiales naturales de la región: taquara, cipó imbé, cipó-caboco y taboa. El resto del sábado y el domingo transcurrió entre intercambios acerca de las actividades desarrolladas por distintos Puntos de Cultura, mesas de debate y grupos de trabajo. Los ejes en torno a los cuales giraron las discusiones fueron: Cultura, Comunicación y Visibilidad; Cultura, Diversidad y Políticas Públicas, y Cultura, Territorio y Sustentabilidad.

Entre las opiniones volcadas se destacó la importancia de los encuentros, la necesidad y el deseo de conocerse entre los diferentes Puntos de Cultura. Y la convicción de que en el diálogo y la comunicación entre cada punto, cada área de producción, de desarrollo, cada persona, está la oportunidad de acrecentar el conocimiento, el saber compartido. La firme certeza de que una vez Punto de Cultura, siempre Punto de Cultura. Por eso, aunque el gobierno de turno cambie, aunque tenga otras ideas y considere que la cultura es aquella que realizan las élites iluminadas y elevadas, sobrevivirá la cultura popular, la de los pueblos originarios, la de aquellos que generalmente no se escuchan ni se ven en los medios masivos de comunicación. Pero no sólo seguirá resistiendo y haciendo lo que siempre hizo, luchar, sino que se multiplicará.

También se identificaron dificultades y propusieron alternativas para enfrentarlas, apelando a las fortalezas que también las hay y muchas. La gestión, la burocracia inevitable, es una de los principales obstáculos que han de ser vencidos para concretar esta política, esta manera de hacer cultura. Para superar este obstáculo se propuso invertir en capacitación, formación y articulación. Estuvo presente la preocupación por los registros, por conservar los patrimonios culturales y hacer de la producción cultural una actividad sustentable y visible.

Y estuvo siempre el elemento tierra, el territorio. “Tum tum bate o coração da terra…tum tum, tum tum, meu coração junto com ela…” Paraty, Quilombo do Campinho da Independencia, reunió en su suelo personas con sus pieles de distintos colores y ojos de diversas miradas. Y en la diversidad, los puntos en común. Y en el festejo, las interrogantes. Las preguntas que mueven y obligan a seguir.

Cómo preservar, proteger, lo tradicional, lo autóctono, y al mismo tiempo expandirlo, globalizar su acceso. Cómo innovar a partir de lo ancestral. Cómo rescatar el pasado y valorizarlo en el presente, encontrarle un lugar en el día de hoy, sin excluir, ni jerarquizar. Cómo transformar esta sociedad y sus injusticias sin perder las raíces. Cómo saber analizar las raíces para identificar allí, con distancia lo suficientemente crítica, también las injusticias que vienen de antaño, que se traspasan de generación en generación, que existen en muchas culturas y etnias. Cómo seguir cuando las relaciones de poder, el machismo, el capitalismo, el racismo, las múltiples opresiones persisten, se agudizan. El encuentro para pensar esto juntos ya es una respuesta. Y el encuentro demuestra que la cultura no sucede sólo una vez cada tanto, se vive todos los días.

Hasta el final, la música y la danza. Me llevo a mi tierra las ansias de conocer más, de hacer más, de bailar y cantar más. De luchar.

Me voy con el tambor del jongo político que cantó Laura, integrante del Quilombo, reivindicando la recuperación de la Palmera Juçara en la “Mata Atlántica”, de donde se extrae el palmito, que muchos comemos sin saber de dónde viene. Porque bailar y cantar es un acto político. Por una cultura viva, por el pueblo y para el pueblo.

Turuc tuc tuc tuc tac, turuc tuc tuc tac…a semente da juçara….a semente da juçara…”.




TEIA DO ENCANTAMENTO / Marcela Recchia

domingo, novembro 25th, 2012

TEIA DO ENCANTAMENTO.

Encuentro estatal de la red de puntos de cultura de Rio de Janeiro

El encuentro de la red estatal de puntos de cultura de Rio de Janeiro fue en Paraty, en un Quilombo. Para quienes no sabem que son los Quilombos, son espacios que existen desde la colonización, cuando llegaron los pueblos africanos a nuestro continente, tanto hombres, mujeres y niños fueron esclavizados para trabajar en diversos ambitos.Además de las condiciones inhumanas, de torturas, violaciones, etc, a las que fueron sometidos, se les obligo al desarraigo, diferentes pueblos fueron llevados de sus lugares de origen, la desarticulación de su cultura y el sometimiento a otra cultura en tierras desconocidas, tanto para opresores como para oprimidos.

Por aquellos tiempo los esclavos comenzaron a huir de las haciendas y las casas de quienes se decian sus dueños y a juntarse y organizarse.

Estos lugares, escondidos em medio de las montañas, “morros” como se les dice aqui, en medio de la selvas, con acceso dificil y caminos que no se veian, fueron llamados Quilombos. Lugares de refugio de africanos esclavizados, en ellos se reorganizaron como las naciones a las que pertenecian antes de salir de sus tierras en Africa, volvieron a practicar sus religiones, a hablar sus idiomas. Ahi comenzó la lucha por su libertad y por mantener su cultura viva.

Asi comienza el encuentro, teniendo de cede el Quilombo de Campinhos da Independência.

En el marco del proyecto de Puntos de Cultura, llegarón hasta aca varios centros culturales, grupos de comunicación, escuelas de música y de teatro, grupos de investigación de diversar artes, centros rurales, grupos etnicos que trabajan con la recuperación de la memoria atraves de la cultura del agro, etc. todos unidos y articulados por un proyecto que incentiva y estimula la cultura viva.

Son varias las reflexiones que me gustaria compartir. Una de ellas, la certeza de que nuestra cultura esta viva, la diversidad de los pueblos que nos conforman como latinoamericanos, la diversidad que nos transforma en estas personas tan distintas como nuestras geografias o nuestros climas, que nos ha regalado un arcoiris en nuestra piel, es la misma diversidad, que para existir tuvo que luchar, y luchar con las armas de la cultura, que lo envuelve todo. Y queria partir desde aca, por que me parece que si hay algo que resaltar de este encuentro es que la cede ya es coherente con esta idea de recuperacion de “cultura viva”. El proyecto invitó a los grupos participantes, incluidos los pasajes, el hospedaje y la alimentación, al rededor de 300 personas. La descentralización de la cede del encuentro, que no fue en la ciudad de Rio de Janeiro, ya es un dato interesante. La llegada de todas las personas, por tres dias, a este espacio da una fuerza al punto de cultura del lugar, que trabaja con comunidades originarias. La comida fue contratada y también hubo cultura en ella, comida tipica del brasil hecha por las quilombolas, artesanias expuestas por los pueblos originarios del lugar, y antes de cada actividad, foro, charla, debate, etc, se comenzaba con musicas y danzas, con alegria. El trabajo fue un placer y, si bien, es una caraterística del pueblo brasilero, todo esta antecedido por musica y canto, en el caso de la TEIA, esta alegria era la de ser hacedores de la cultura y estar reunidos para debatir sobre la continuidad del proyecto y reveer las politicas culturales que el gobierno esta llevando a cabo. Alegria y copromiso no son antónimos, ni tampoco se pierde el foco del encuentro, el diálogo e intercambio de saberes, de informacion y de experiencias se vuelven guias y la alegria articula los intereses de todos y todas.

No es un encuentro de grupos aislados, sino de una red, con lo cual se encamina una y otra vez a llevar las discusiones hacia la idea de mejorar y fortalecer la articulación de los puntos, no se debaten temas de interés particular, sino por el contrario, todo esta atravezado por la idea de una trama donde cada punto seria necesario en la totalidad. Entonces es la totalidad, la tela “teia”, lo que debe ser por todos trabajado. La TEIA es el fortalecimiento de la red y el espacio para su articulación, la posibilidad de saber lo que los otros puntos de cultura hacen y como es posible que unos cotribuyan con los otros, el reencuentro de los que ya se saben, y la visión del todo, dando importancia a cada partecita, el hormiguero contado por cada hormiga.

El hecho de que este proyecto este abalado por el estado, no hace de ninguna manera que los puntos de cultura se vuelvan devotos del partido a cargo, por el contrario, el encuentro fue en parte para criticar y construir mejor opciones para el futuro. Se trajeorn a la mesa datos concretos sobre la situación actual del proyecto y como estan las politicas estatales frente a la continuidad del mismo.

Los grupos que hoy son puntos de cultura, en su mayoria ya lo eran antes de que exista el proyecto y de ser parte de él. Este detalle no es menor ya que define que el compromiso con lo que hacen, no esta difinido por el dinero que reciben del proyecto, por el contrario, este se tranformaria en un sueldo que los trabajadores de la cultura reciben mensualmente, justo y sin dudas una experiencia que poco se ve en nuestros paises, no es un subsidio, ni un concurso, estamos hablando de un dinero que el ministerio de cultura destina a los centros culturales, con una de las mayores reivindicaciones al arte y sus hacedores, el salario bien merecido de quien trabaja. Esta entrada económica fija, mensual, permite que los medios de producion artistica no sean manipulados por unos pocos, ni trabajen en funcion del sistema, abre el arte al pueblo, trabaja en espacios donde la justicia no llega por miedo al poder, la cultura comparte un plato de comida con los que no soñaban en ver a sus hijos haciendo una pelicula, una obra de teatro, bailando orgullosos un Jongo. Devuelve la raiz, revindica el color de nuestros orígenes, nos hace orgullosos de nuestras músicas y nos permite escribir nuestras letras, contar nuestra historia. Nos vuelve artistas a todos y todas, y reivindica a los que han dedicado sus vidas al arte, a la cultura y a la memoria de los pueblos, como trabajadores.

La red, como tal, entrelaza cultura y política. No es posible una cultura viva sino es claramente política, en el sentido de que lucha, de que es comprometida con el presente, que conoce la historia, que tiene memoria, dice, escucha y mira. En la TEIA, las personas están politizadas, los puntos de cultura discuten politicas culturales, dentro de un contexto social, de un medio determinado por un modo de producción que intenta alejarnos de lo que por derecho es nuestro, la cultura es la expresión de un pueblo, la cultura esta viva para hablar y contar la historia no oficial. Y esta historia es contada desde varias perspectivas, por que la diversidad es quien reina, con lo cual no es lineal y si dialectica, es una contrucción sobre los simientos de nuestra historia. Todo puede apreciarlo en este encuentro del fin de semana, en la práctica funciono asi.

En este sentido creo que en varios de nuestros paises este trabajo ya se esta haciendo, en algunos ya se habla, desde el estado, de pluriculturalidad, se enseñan idiomas como el quechua y el guarani en las escuelas, los derechos parecieran estar camino a ser mas humanos. Grupos, elencos, centros culturales, comunidades tendrian ya una gran trayectoria en este sentido a lo largo del continente, entonces rescato la importancia de que estemos en red, lo que nos fortalece y nos permite ver que las conquistas son enormes y no estamos solos en el camino, contenernos frente a las tormentas y sobre todo avanzar juntos como una barricada.

Los ejes temáticos que se trabajaron fueron:

  • Cultura, Comunicación y Visibilidad

  • Cultura, Políticas Públicas y Diversidad

  • Cultura, Territorio y Sustentabilidad

Para esto se conformaron tres grupos con inscripciones voluntarias en cada uno, permitiendo que cada punto trabajará sobre la temática que esta desarrollando o que le interesaria discutir. Las realidades de los puntos son distintas, hay varias regiones en el encuentro, climas y geografias son bien distintas. También lo son las perspectivas de los trabajos en cuanto al tipo de arte que se trabaja, como a las edades y las realidades sociales. Con lo cual es posible trabajar las especificidades, siempre enfocados desde la idea de red. Además se propuso organizar encuentros mas pequeños por region, por localidad o por tipo de punto de cultura, lo que permitiria entrar en detalles, trabajar las especificidades del grupo, sus dificultades y como resolverlas.

Durante los debates, fueron invitadas las autoridades del ministerio de cultura, a las cuales se les hicieron preguntas bien concretas.

Se hablo de nuevos proyectos y concursos que el estado esta abriendo para cultura y educación.

Hubieron presentaciones artísticas durante los tres días, dando prioridad, desde la organización, a los puntos de cultura del lugar. Un coro Guarani, una ronda de Jongo, una ballet de danzas de salón, un samba de roda, todas expresiones culturales relacionadas con el trabajo y el origen de las personas de la región donde fue hecho el encuentro.

Ha sido una experiencia maravillosa, la cual agradezco. Conocer la cultura de un lugar, a su gente, sus lugares, de la mano de las personas del mismo, es un privilegio.

Se me viene una frase de Agusto Boal a la cabeza, y junto a ella la certeza de que “cultura viva” es aquella que palpita junto a quien la hace, sale cantado de la voz de un pueblo, cuando danza pisa fuerte la tierra y la hace temblar, todo vibra, todo esta vivo, la historia esta viva.

Artuncte na.” ‎”Arte não é adorno, palavra não é absoluta, som não é ruído, e as imagens falam, convencem e dominam. A esses três Poderes-Cidadãos não podemos renunciar, sob pena de renunciarmos à nossa condição humana.” (Augusto Boal) Augusto Boal

Marcela A. Farfán Recchia

Boliviano – Argentina, que vive en el Brasil.

Agosto de 2012.




TEIA 2012 / Leticia Pou

domingo, novembro 25th, 2012

TEIA 2012: vivencias de la Cultura en movimiento – Leticia Pou

Llegué a Río de Janeiro para participar del Intercambio internacional que ofrece el Centro de Teatro del Oprimido. A través del CTO, Punto de Cultura de la ciudad carioca, fui invitada a compartir la Teia 2012 realizada en el Quilombo de Campinho, de la ciudad de Paraty.

En este relato repaso aquellos pensamientos, cuestionamientos y emociones que en mi se generaron como resultado de una experiencia enriquecedora en múltiples sentidos.

Siempre estamos juntos”

Siempre estamos juntos, apoyándonos unos a otros, porque sólo así vamos a tener fuerzas” dijo un joven de la comunidad Guaraní refiriéndose a sus compañeros Quilombolas.

Quizás ese sea el sentir que hoy más resuena en mí, luego de haber participado de la Teia 2012 en el Quilombo de Campinho. Como lo expresaron aquellas palabras, percibí la fortaleza de la unión que permite luchar para mantener vivas las identidades.

Vivencié un momento de encuentro. En cada instancia compartida, en cada canto, debate, danza, vislumbré diversidad. Esa diversidad – que no deja de sorprenderme también en las calles de Río de Janeiro- se conjugó en la unión. Percibí una confluencia de realidades basadas en el objetivo de que la cultura siga VIVA, que la cultura brasilera no sea sólo un proyecto finito del gobierno de turno, si no que sea un derecho de todo ser humano que habite el suelo brasilero.

Oí cuestionamientos a la burocracia, manifestaciones de necesidades diversas, búsqueda de legitimaciones postergadas, pero también experimenté la reconfirmación de valores, la lucha para profundizar derechos ya adquiridos. Todo resultó enriquecedor porque me permitió experimentar la militancia por la cultura desde adentro. Una militancia mediada por la alegría del juego, del canto, de la danza brasilera.

Brincar e trabalhar tempo tudo”

Conjugar tantas necesidades y ganas de crecer no debe ser tarea fácil. Cuando los tiempos empezaron a ser menores, cuando los relojes comenzaron a ser consultados en demasía por los organizadores, un puntero de Niteroi tomó el micrófono y dijo que la Teia era un espacio para jugar y trabajar todo el tiempo. Ambas acciones eran importantes.

Las palabras de ese militante sintetizaron lo que mi cuerpo y mi mente se estaba debatiendo…luego Marcela, mi compañera boliviano-argentina, completó la idea: “podemos pensar la cultura, haciendo cultura”.

Fue reconfortante encontrarme en un espacio en donde el diálogo fue mediado por el juego; donde la comunicación y el deseo de transformar se plasmaban en una canción, en un coro guaraní o en una ronda de zamba.

Como consecuencia de esa vivencia hoy me cuestiono: ¿cuánto tiempo de cultura perdemos con la burocracia, tanto estatal como de nuestros grupos de trabajo?; ¿cuánto tiempo de juego no disfrutamos con las discusiones que sólo buscan reafirmar nuestro ego profesional y hacen oídos sordos a nuestras problemáticas esenciales?

Me lo pregunto, en función de lo que escuché de algunos punteros en la Teia 2012, pero también como miembro de una Organización No Gubernamental que en Córdoba lidia día a día con estas cuestiones burocráticas. ¡Cuán difícil, aunque no imposible, es desechar lo abundante para ejercer la síntesis que recupera lo que realmente nos importa!

En este sentido, me llevo de la Teia una cálida y rítmica manera de enfrentar las problemáticas en un ámbito de discusión; me llevo ese “cómo”, útil para organizar un evento con cientos de personas fortaleciendo la pertenencia a un territorio diverso.

Creo que siempre es bueno seguir indagando en las maneras de enriquecer esa compensación exacta entre el jugar y el trabajar… ¡habrá que seguir andando!

Vamos a ampliar, gente!”

Y andando por la Teia 2012 una puntera manifestó que este momento -el de poder llevar adelante los Puntos de Cultura en Brasil- era un momento histórico, pero que era necesario también ampliar los logros conseguidos. Surgió así el debate sobre la caducidad de los contratos y las incertidumbres por un ciclo que, según algunos, llega a su fin.

De ese debate me llevo la convicción de aquellos punteros que rescataron la importancia de identificar a los Puntos de Cultura no como un proyecto, si no como una militancia constante, una manera de entender y hacer la cultura, como un derecho adquirido que no acaba.

Ese derecho adquirido, ese trabajo que muchos punteros defienden con pasión hace años, fue modelo para otros países, como por ejemplo Argentina. Por eso mi enorme gratitud por haber vivido tres días que me sirvieron para comprender porqué es necesaria la unidad para la transformación.

Sin ser parte de los Puntos de Cultura en Argentina, pero conociendo la campaña del “Pueblo hace Cultura en la provincia de Córdoba”, agradezco la fortaleza de los hacedores de este movimiento brasileiro, una de las tantas razones por las cuales colectivos culturales de mi país hoy están en la lucha.

Me llevo de la Teia muchas preguntas y potencialidades para pensar y pensarme en función de la Educación y la Cultura de manera colectiva en mi país. Me llevo la alegría de saberme latinoamericana, y sentir que nuestros problemas y necesidades, independientemente de las particularidades de cada región, tienen un origen semejante.

Estoy convencida, tal como lo manifestó una puntera en la Teia, que ninguna estadística (por mas necesaria que sea) da cuenta de la importancia de la Cultura de los Pueblos.

Rio de Janeiro, 31 de agosto de 2012




De Caetanos, Cotas e Passeatas contra Guitarras > Rodrigo Guéron

quarta-feira, agosto 3rd, 2011

Por Rodrigo Guéron

Tudo bem, o leitor pode começar se perguntando porque falo das cotas se nas colunas semanais de Caetano no Globo, como na imprensa em geral, essa não é o assunto up to date. De fato, o que anda em questão, e muito me interessa, é o debate em relação à gestão da ministra Ana de Holanda no Minc e uma espécie de, a meu ver, restauração conservadora que ela instaurou no ministério, aplaudida por Caetano e outros “medalhões celebridades” da indústria cultural no mesmo movimento em que eles atacavam, no limite da grosseria e da truculência verbal e política, a gestão Gil/Juca e o governo Lula.
E aqui para me explicar eu me complico, porque acho que no centro político deste debate, em especial para travá-lo com o Caetano Veloso, está o conceito de antropofagia. De fato, esta bela palavra, boa até de pronunciar, poderia até estar no título deste artigo. Trata-se, a meu ver, da mais importante colaboração do pensamento brasileiro em termos de uma criação direta e explícita de um conceito para o pensamento contemporâneo. Mais de meio século antes de começarem a falar de “multiculturalismo”, o conceito de antropofagia tem uma singularidade, uma força e uma generosidade para compreender o encontro e a relação entre as diferenças que parece já supor, por antecipação, a insuficiência e a relativa impotência, a despeito das boas intenções, desta noção de “multicultural”. (mais…)




A Política da Cultura Ponto a Ponto > Pedro Mendes

quarta-feira, agosto 3rd, 2011

Por Pedro Mendes

A administração (e a fruição) de nossas riquezas comum – culturais e naturais – depende não do des-envolvimento, mas de um envolvimento que só o reconhecimento da produtividade da vida pode proporcionar. A nosso ver, os Pontos de Cultura são uma resposta possível a um anseio democrático por dispositivos constituintes adequados aos novos modos de produção e expressam o desejo da multidão enquanto composição da nova força de trabalho. Operam como uma rede de espelhos: não se destinam às pessoas, mas ao contrário, emanam delas.
A seguir, algumas das qualidades dos Pontos de Cultura que consideramos potentes, e que podem contribuir para explicar não apenas seu sucesso, mas também para apontar possíveis caminhos para novas políticas públicas (da cultura ou não). (mais…)




A arte de provocar ruínas: especulações na Zona Portuária > Cristina Laranja

terça-feira, agosto 2nd, 2011

Por Cristina Laranja

c ribas_cais do valongo

Cais do Valongo, escavações na Zona Portuária

Foto: Cristina Ribas

“O caráter destrutivo transforma o existente em ruínas, não pelas ruínas em si, mas pelo caminho que passa através delas” – Walter Benjamin

Como parte das ações que implementam o projeto de sucesso “Porto Maravilha” na região portuária do Rio de Janeiro, a produção cultural vem sendo invocada como parte do projeto de dinamização do turismo na região. Dizer “região” ou Zona Portuária pouco qualifica esse terreno/território e, para colaborar na porosidade da percepção desse espaço podemos pensar que modos de vida, que narrativas fugidias, que histórias percorrem as ruas, que resistências, quais são os registros de que dispomos… e como isso tudo constitui esse terreno? Nosso objetivo com este artigo é especular sobre o modelo econômico e de gestão que utilizam dois museus em construção na área e compreender até que ponto eles contrastam com ações que poderiam fomentar, mais diretamente, a produção cultural já existente ali. Isso ocorre não sem trazer enfrentamentos para a própria produção, ou seja: para a(s) arte(s). (mais…)




A crise do MinC no governo Dilma: levar a sério a questão do valor > Giuseppe Cocco

terça-feira, agosto 2nd, 2011

Por Giuseppe Cocco

A restauração reacionária no Ministério da Cultura – MinC – do governo Dilma já foi amplamente comentada e o volume de críticas só faz crescer, sem determinar nenhum efeito nessa gestão desastrada, nem na postura do governo Dilma. Como foi possível essa virada tão inesperada? Podemos supor várias explicações: o lobby da indústria cultural “nacional” (que estava presente no evento da “cultura” em apoio à candidata depois do primeiro turno, no Teatro Oi-Casa Grande do Rio de Janeiro); alguns acordos internacionais sobre “propriedade intelectual”, eventualmente embutidos nos mega-eventos que o Brasil vai abrigar (a Copa Mundial de Futebol e as Olimpíadas em particular); o acaso da escolha da pessoa da Ministra por critérios de gênero e … sobrenome.
Cada uma dessas explicações é, infelizmente, plausível e lastimável. Ao mesmo tempo, nenhuma delas é fundamental. Há uma outra, essa sim fundamental: trata-se da indigência teórica e política do governo Dilma, do PT e de seus intelectuais residuais. (mais…)




As biolutas e a constituição do comum > Giuseppe Cocco

terça-feira, agosto 2nd, 2011

Os moradores que defendem suas comunidades no RJ, os operários que se revoltam em Jirau e os ativistas dos Pontos de Cultura e dos pré-vestibulares afirmam em suas lutas as dimensões produtivas da vida. Nesse sentido, as biolutas são, produtivas e reivindicativas. Na luta contra a fragmentação, elas produzem o comum

Por Giuseppe Cocco

Crise. O mecanismo fundamental da atual crise do capitalismo global (aquela que começou em 2007 com o estouro da bolha imobiliária − subprime − nos Estados Unidos e agora se desdobra na crise da dívida soberana europeia e norte-americana) encontra-se na mobilização paradoxal do tempo de vida da população. Todo mundo trabalha o tempo todo, mas só se remunera o trabalho incluído na relação salarial. A expansão exponencial das finanças (do crédito espalmado em um sem-número de títulos derivados) permitiu governar esse descompasso: a população dos trabalhadores deve investir em sua “empregabilidade” (definida pelas várias formas de capital social, humano, intelectual etc.), ao passo que seu estatuto torna-se cada vez mais precário (a renda do salário diminui proporcionalmente ao lucro, o emprego é terceirizado, os serviços públicos são privatizados e a previdência, desmantelada). Esse novo tipo de trabalho vai ser controlado pelo dispositivo de um duplo endividamento: por um lado, moradia, saúde, educação, mobilidade, conexão e conectividade passam a ser pagos por meio do acesso ao crédito; por outro, a remuneração do trabalho toma a forma de um “prêmio” por objetivos alcançados que liga (endivida) a subjetividade do trabalhador ao projeto da empresa − a dívida monetária desdobra-se naquela subjetiva (e vice-versa) e as duas tornam-se impagáveis: crise! (mais…)




Pontos de solidariedade

domingo, maio 23rd, 2010

Catástrofes e descaso do poder público na gestão urbana: onde está o problema?

Aos que tiveram a vida ceifada nas últimas semanas em função da catástrofe do início de abril, e as famílias que estão convivendo com esta tragédia, os nossos profundos sentimentos! O Fórum dos Pontos de Cultura do Estado do Rio solidariza-se com todas e todos que moram em morros, encostas, beiras de valas, valoões, próximos a rios, periferias e baixadas. (mais…)







Editorial Universidade Nômade Edição Atual
Trânsitos Maquinações Edições Anteriores
Conexões Globais TV Global Sobre
Dossiê Galeria Contato
Licença Creative Commons
Os textos da Global Brasil estão sob uma Licença Creative Commons - Atribuição - Uso Não-Comercial - Obras Derivadas Proibidas 3.0 Não Adaptada.
Global Brasil é uma publicação da Rede Universidade Nômade
Global Brasil é a edição brasileira associada ao izle
Os artigos assinados são de inteira responsabilidade de seus autores e não refletem necessariamente a opinião da revista.